Proponemos servicios de traducción del inglés y del español al francés.

La traducción en algunas líneas

La traducción, ¡una verdadera profesión!

La traducción es una profesión que a menudo se conoce poco y no se entiende demasiado. Traducir no es simplemente reemplazar una palabra escrita en una lengua por su equivalente en otra, es un poco más sutil que eso… Por supuesto, es fundamental conocer bien la lengua fuente, es decir la lengua extranjera del texto original, pero con ello no alcanza. El proceso de traducción requiere de un excelente manejo del propio idioma, del tiempo, de la reflexión, de la investigación, de la creatividad,  ¡e incluso de la audacia!

A menudo, nuestros interlocutores no entienden bien qué es lo que hacemos “concretamente”. Es difícil describir una jornada de trabajo tipo, ya que nuestro trabajo nos “lleva” por todas partes: desde la actualidad del centro europeo de invesigación más importante en física de partículas a las actividades, en África o en China, de una gran ONG que lucha contra los abusos a los derechos humanos, pasando por el lanzamiento al mercado de una nueva cantimplora de filtración instantánea o de un aparato para ponerse en forma...

Traducimos entonces del inglés y del español al francés, nuestra lengua materna, y nunca hacia otras lenguas (si bien podemos recomendarle a otro traductor). Según el tipo de texto, del ámbito y de la tecnicidad, cada una de nosotras puede producir hasta 2.500 palabras por día. Hemos decidido establecer una facturación según la cantidad de palabras del documento fuente, que puede variar según la urgencia y la dificultad de cada proyecto.